El encuentro estuvo a cargo de representantes del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM).

En el salón Casona del Hotel Melía, el jueves 27 de junio, Gustavo Pontoriero -Gerente de Certificación de Sistemas de Gestión, Alimentos y Competencias Personales de IRAM- y Nicolás Siso, Jefe Comercial de Certificación de Sistemas de Gestión, Alimentos y Competencias Personales, explicaron los procesos a seguir para realizar la Certificación de un Sistema de Gestión. Asimismo hicieron un repaso de los beneficios que genera una certificación, como así también la responsabilidad y consciencia que tiene que tener la organización cuando decide iniciar el proceso para obtener la certificación.

Previo a esto, Pontoriero ahondó sobre si siempre es necesario que una empresa u organismo inicie el camino hacia la certificación y remarcó que no todos los procesos llevados a cabo son certificables. “Existen normas que funcionan como lineamientos y otras como requisitos. Las primeras sirven para que las organizaciones las utilicen y mantengan un marco de acción, mientras que las segundas son taxativas y auditables. En este caso sí es indispensable su certificación”, puntualizó Pontoriero.

Además se expuso acerca de la ISO 9001, sus modificaciones, la importancia del liderazgo y de mantener el esquema de la planificación, el hacer y su posterior verificación y actuación. “Este esquema tiene que estar siempre en funcionamiento y una vez que se llega a la actuación la organización se encuentra un paso más arriba y vuelve a iniciar el ciclo con la planificación, el hacer, la verificación y la actuación”, explicó el ingeniero Pontariero.