Tanto los factores sociales estresantes como el nivel de control laboral parecen asociarse de forma significativa con el aumento relativo del índice de masa corporal en los trabajadores.

Ver el estudio prospectivo longitudinal de Ginebra, Suiza