RESPETA LAS VELOCIDADES PERMITIDAS. Circular superando la velocidad máxima permitida es una de las infracciones viales más graves. No sólo porque aumenta la probabilidad de que se produzcan accidentes sino que, además, aumenta la gravedad de sus consecuencias. 

Es importante:

  • Anunciar todas las maniobras con luces de giro o intermitentes.
  • Mantener una distancia prudente con los vehículos que van adelante.
  • Observar constantemente por los espejos retrovisores.
  • Reducir la velocidad ante condiciones climáticas adversas.
  • En zonas urbanas, reducir siempre la velocidad a 40 o 60km/h.

 

ACCIONES SIMPLES QUE SIGNIFICAN MUCHO. CUÍDATE Y CUIDA A LOS DEMÁS.